Radio Blog

Investigación Immunocal

Perspectiva histórica

En 1978, el Dr. Bounous inició un nuevo programa de investigación sobre una fuente de proteína dietética que estimulara el sistema inmunológico. En colaboración con algunos de sus colegas de la Universidad McGill, entre los que se encontraban la Dra. Patricia Kongshavn y otros, sus estudios llevaron al descubrimiento de un concentrado de suero de leche no desnaturalizado que mantiene los niveles normales de glutatión y promueve la actividad de mejoramiento del sistema inmunológico. Después de haber identificado los ingredientes activos presentes en esta mezcla de proteínas, dieron como resultado en 1993, la producción de un material bioactivo de gran calidad al que se le llamó y registró como Immunocal.

Durante la misma década, la ciencia del glutatión empezó a progresar rápidamente. Anton Meister, Mary Anderson y otros científicos de Estados Unidos realizaron diversas investigaciones acerca de la bioquímica y la fisiología de este tripéptido. Otros investigadores en todo el mundo se vieron más motivados a examinar las posibles aplicaciones clínicas, desde el cáncer hasta otras patologías más benignas. El Dr. Larry Lands, también investigador en la Universidad McGill, demostró el aumento de los niveles de glutatión en jóvenes adultos saludables estaba directamente relacionado con un incremento en el rendimiento muscular al consumir Immunocal. (Ver esquema)

Otras aplicaciones importantes del glutatión en el ámbito de la inmunología se volvieron notorias. Después de que el Dr. Wulf Dröge demostró el efecto del glutatión en el sistema inmunológico en organismos vivientes en 1986, surgió un nuevo problema que hizo centrar la atención en la modulación del glutatión. El SIDA hizo su aparición y se unieron los esfuerzos a nivel mundial por intentar entender su patofisiología, así como las posibles modalidades de tratamiento. El equipo formado por Hertzenberg, Dröge, Roederer, Buhl y otros describieron la inevitable depleción de glutatión y cisteína que se producía en las personas seropositivas.

El Dr. Dröge continuó estudiando el papel del glutatión frente al SIDA y amplió su campo de investigación para incluir otros tipos de caquexia, cáncer y el proceso de envejecimiento en general. El Dr. Dröge se unió al equipo de Immunotec en 2004 en donde sus esfuerzos científicos continúan.